"Unidos en Cristo para Evangelizar"
23 de Mayo de 2021
"No sirve saber que el Resucitado está vivo si no se vive como un resucitado"
 



Reflexión sobre Pentecostés

 Amigos y hermanos en el Señor,

¿Y qué quedó de la Pascua de Resurrección?

Hay una canción que dice “la vida sigue igual” cantada por don Julio Iglesias por primera vez el 17 de julio de 1968. Muchos la repiten hoy.

Pero… para nosotros los católicos sería un desastre si esto fuera así.

El 04 de abril proclamamos llenos de alegría,  Aleluya, el Señor resucitó. Aleluya.

¿Nos acordamos de ese momento?  

El domingo pasado celebramos la Ascensión del Señor a los cielos.

Durante casi 50 días hemos estado leyendo y reflexionando en el Evangelio de Juan textos maravillosos que nos muestran un Jesús lleno de preocupación por nosotros, a tal punto que nos dice que no nos dejará huérfanos, sino que Él mismo nos enviará el Espíritu Santo, el Abogado, el Consolador.

El próximo domingo celebraremos precisamente la realización de esa promesa: PENTECOSTÉS. En un día determinado, cuando estaban todos reunidos, vino de repente, del cielo, un ruido, como de viento huracanado, que llenó toda la casa donde se alojaban los Apóstoles.

Aparecieron lenguas como de fuego, que descendieron por separado sobre cada uno de ellos. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, según el Espíritu les permitía expresarse. (Hechos 2, 1-4)

Esto nos lo narra el evangelista Lucas en su libro Los Hechos de los Apóstoles. Un hecho concreto y real que trasciende la inteligencia humana y que le permite al hombre, desde ese día, comprender las Escrituras y todo cuanto Jesús nos entregó.

El Papa Francisco hablando sobre el Espíritu Santo, nos ha entregado varios pensamientos: "Es el desconocido de nuestra fe que obra todo de forma oculta: dona la alegría, la paz, el amor, nos hace vivir como resucitados, como hijos de Dios. Gracias a Él podemos considerarnos hermanos. Sin embargo, sin Él no somos cristianos, no existe la Iglesia ni su misión. Sin Él vivimos una doble vida: cristianos de palabras, "mundanos" en hechos.

Al Espíritu Santo que lo hace todo, no se le ve. Se pueden ver sus efectos, pero se necesita un corazón abierto. Es humilde, Amor oculto, es Dios. Habla todos los días, en silencio, en medio de nuestro ruido. Necesitamos hacer silencio para escucharlo.

El Espíritu nos hace vivir como resucitados.

El Espíritu "no es una cosa abstracta", es una Persona que nos cambia la vida: como les sucedió a los Apóstoles, todavía temerosos y encerrados en el Cenáculo, a pesar de haber visto a Jesús resucitado. ¿Y qué pasó  después de Pentecostés? Estaban "impacientes por llegar a límites desconocidos" para anunciar el Evangelio, sin miedo a dar la vida. Su historia nos dice que incluso ver al Resucitado no es suficiente si no lo acogemos en nuestros corazones. No sirve saber que el Resucitado está vivo si no se vive como un resucitado. Y es el Espíritu que hace que Jesús viva y reviva en nosotros, que nos resucita" (Homilía de Pentecostés, 9 de junio de 2019).

Feliz Fiesta de Pentecostés a todos.

Que el Señor Resucitado, quien nos envía su Espíritu nos ilumine para vivir como resucitados.

Los saluda muy cordialmente, su párroco,

Roberto Espejo Fuenzalida, Pbro.


Dirección: Avenida Vitacura #7401, Comuna de Vitacura Teléfonos: (+56 2) 2242 2401 - (+56 2) 2219 1760  Mail: parroquia@loscastanos.cl